El espíritu trabajador de la mexicana Nuvia Lanzagorta, fundadora de Dulces Momentos Arreglos Frutales, le ha garantizado siempre un puesto de trabajo dondequiera que llega. No le da miedo empezar y escalar; miedo le da es quedarse estancada y que se le acabe la creatividad.