Desde bien jovencita su espíritu inquieto la ha motivado a ser emprendedora. Impulsada por sus padres, tuvo la oportunidad de vivir la experiencia de ser su propia jefa. Es la mexicana Carolina Monterrubio, hoy dueña de una lavandería en pleno corazón de Nueva York, frente al Central Park . Para este negocio que casi alcanza los dos años de existencia, se hizo aliada de su hija. Desde ese tiempo, guardó el atuendo de ejecutiva que la acompañó durante los últimos 10 años de trabajo empresarial, y dio la bienvenida a ropa cómoda y más ligera . Su tienda se llama Wash-o y se dedica a dar servicios de lavandería, Tintoreria y sastrería en el Upper West Side en Manhattan. Hoy Carolina nos cuenta su historia como una inmigrante trabajadora y orgullosa de su hispanidad