La crisis económica de su Argentina natal y una fuerte condición de salud que la puso al borde de la muerte, llevaron a Natalia Ocampo y a su familia, a tomar una decisión trascendental: mudarse de país y aventurarse a una nueva vida. Escogieron los Estados Unidos como destino y llegaron en el 2016 . Charleston, Carolina del Sur, les recibió como nuevo hogar. «El reto fue grande porque no se hablaba prácticamente nada de español; así que debimos esforzarnos para agarrar el nuevo idioma y hacerlo nuestro» . @nataliaocampo78 trabajó en hoteles, luego en limpieza de casas, sufrió depresión y su estado de ánimo no mejoraba. Así que tomó otra decisión: hacerse cargo de sus emociones y salir del hoyo donde había caído . Tomó cursos de autoestima, liderazgo, se unió a grupos de entrenamiento emocional, avanzó de la mano de Tony Robins y se certificó como coach de vida. Actualmente sigue su formación profesional y su objetivo es seguir allanando el camino a tantas mujeres migrantes que cambian de geografía buscando un futuro mejor