Lleva orgullosa el título de «Inmigrante latina» que actualmente vive en Atlanta. Nos dice que emprender no es camino que se logre con suerte ni fórmulas mágicas, sino primero con confianza en Dios y segundo con una visión clara del objetivo que deseas alcanzar. Odalys disfruta de las situaciones novedosas de la vida, tal y como se tratara de una película, mantiene sus pensamientos en positivo y es consciente de todas las bendiciones que Dios le ha dado.