Si hay algo que la venezolana @ximenamontillaaraya no tiene es miedo. En marzo del año 2003 empacó sus maletas junto a su esposo y partieron rumbo a Alemania tras la búsqueda de nuevas oportunidades laborales y familiares, y que además les permitieran tener una casa propia Alemania les parecía un destino interesante y allí tenían familiares. Pero luego decidieron probar en España, por las bondades del idioma y el perfil laboral que se abría para ambos. Finalmente, se instalaron en Atlanta, donde Ximena desarrolla una plataforma de clases listas para la enseñanza del español